Turón

Historia

El inicio de Turón como núcleo de población se remonta a la época del Imperio Romano, cuando se conocía por el nombre de Turobriga y eran explotadas sus minas de plomo hoy abandonadas. Durante la dominación islámica perteneció a la tahá del Gran Cehel y vivió un tiempo de tranquilidad y prosperidad al abrigo de los cerros que rodean el casco urbano y que le proporcionan cierta seguridad además de un clima más benigno que el del resto de la comarca. Como toda la zona, apoyó a los moriscos durante su sublevación y al ser éstos derrotados y expulsados se quedó prácticamente deshabitado, por lo que fue repoblado con colonos de otros reinos de España.

Fiestas

Las fiestas patronales se celebran en honor de San Marcos, en torno al 25 de abril, y se repiten el tercer fin de semana de agosto. En la primera fecha se traslada la imagen del santo desde su ermita hasta la iglesia parroquial y para cerrar las de verano se devuelve a su lugar de culto habitual pero pasando por otro templo en Los Cortijos, donde se pasa el día al aire libre en convivencia. También en agosto son las fiestas de la barriada de Las Moras, dedicadas a la Virgen de Fátima.

Lugares de Interés

Dos monumentos componen fundamentalmente el patrimonio arquitectónico de este pequeño municipio alpujarreño: la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, construida en estilo mudéjar en el siglo XVIII pero con notables reformas posteriores que la han desvirtuado de algún modo, y la ermita de San Marcos, dentro del pueblo, con dos torres gemelas y una extraordinaria reja de hierro forjado en el coro. Peculiaridades Los paisajes de increíble belleza desde muchos puntos de los alrededores, además de parajes ideales para disfrutar de la Naturaleza, constituyen la característica más acusada de este lugar, en el que se mantiene viva la antigua tradición de encender varias hogueras de carácter vecinal la noche de la Candelaria, el 2 de febrero, para propiciar unas horas de convivencia con comida y bebida en grupo.

Gastronomía

MIELES, HIGOS Y VINOS Las Alpujarras, dada su orografía, siempre fueron herméticas en sus elaboraciones cocineriles. Ello implica que de forma secular se han hecho los mismos platos en muchos pueblos, además de compartir similares materias primas: almendras, higos, aceituna, viñedo, etc. Los "turonenses" practican la apicultura, la caza en temporada del conejo, liebre, paloma, tórtola, jabalíes y cabra montés que se preparan a la vieja usanza, empujándolo todo con el vino del terreno. Embutidos y derivados del cerdo en su amplio espectro, junto a una dulcería secular conforman el panorama. Por San Marcos hay roscos del santo. Su pan de higo es famoso, pero para la ocasión les proponemos una receta de A García, distinta que ganó premio y todo. Tortas de Higos secos 20 higos secos 200 gr de harina 2 huevos 1 vaso de leche Aceite de oliva virgen extra Sal Elaboración Lavar y limpiar los higos abriéndolos de arriba a abajo, dejándolos en una pieza. Se hace una masa con la harina, huevos, leche y una pizca de sal. Lista la masa se deja reposar un poco. En una sartén con aceite bien caliente, y previamente rebozados los higos en dicha masa, se fríen. Bien dorados se sacan dejándose enfriar, y sirviéndose con una mermelada de higo o miel por encima.

Fuente: IDEAL