Albondón

Historia

Situada en la ladera sur de la sierra de la Contraviesa, no se tiene noticias escritas de la existencia de este núcleo urbano, hasta el siglo XVI, donde en la obra de Ibn Al-Jatib “Noticias de Crónicas de Granada” aparece como Rozas de Albondón. Tras la expulsión de los judíos y la posterior repoblación con colonos de otras partes del territorio español y hasta su separación de Albuñol en el año 1653 perteneció al señorío del conde de Cifuentes, percibiendo los diezmos y los impuestos correspondientes. Durante el siglo XX, Albondón sufrió una masiva emigración, al igual que muchos municipios andaluces, debido a la escasez de trabajo. Actualmente Albondón vive de la producción de su vino que goza de gran aceptación, dando lugar a una industria de embotellamiento no sólo de los vinos de producción propia sino también de los ajenos. También produce almendras de gran calidad.

Fiestas

Se celebran fiestas el 25 de Agosto, en honor de San Luis de Francia. Durante las mismas tiene lugar la representación de la tradicional función de Moros y Cristianos. Esta tiene lugar en la Plaza de la Iglesía y se divide en dos partes. La primera se celebra a mediodía y concluye con una victoria parcial de los “moros”. La segunda, que se desarrolla por la tarde, finaliza con la conversión de los seguidores de Alá al cristianismo. A diferencia que en otros municipios donde se celebran fiestas de Moros y Cristianos, en Albondón los enfrentamientos entre bandos se desarrollan por “parlamentos” los cuales sustituyen en buena parte a la pólvora, aunque ésta nunca falta. Tambien se celebrá con una importante romería la festividad de San Isidro Labrador (15 de Mayo).

Lugares de Interés

La arquitectura de sus calles y de sus blancas casas tiene las reminiscencias árabes típicas de esta zona. Entre estas, el principal monumento de Albondón es la iglesia parroquial, cuya primera piedra se puso el 12 de Junio de 1735. En ese día entre los habitantes de la población se eligió por sorteo que el titular de la iglesia fuera el Santísimo Cristo de la Salud y el patrón de la localidad San Luis, Rey de Francia. Durante la contienda civil se perdieron gran parte del retablo y de las imágenes que en el templo se albergaban, motivo por el cual han sido sustituidas por otras de nuevo cuño. Peculiaridades Una visita a los alrededores de este municipio nos dibuja un impresionante horizonte de viñas y almendros, entre los que aparecen cortijadas, hoy muchas abandonadas, ayer nexo de unión del hombre con la naturaleza. En el aire, los trovos, hermosos cantares ligados al quehacer diario de los albondoneros, que se improvisan en los trabajos de la parva en las eras y se degustan en las veladas cortijeras.

Gastronomía

DECIR VINO, GUISOS Y MANTEL... Decir Albondón es traer de golpe una copa de "vino costa" a nuestra memoria organoléptica y palatal. La de tabernas, tanto en Granada como en Almería que se ufanaban de ofrecer a su parroquia "auténticos vinos de Albondón". Vinos costa, que recibían tal calificación al ser pagos alpujarreños que miraban a la templaza mediterránea del litoral granadino. Mostos descarados y chispeantes cuando son jóvenes, mezcla de las distintas viníferas que de padres a hijo se fueron plantando con el único orden y concierto del corazón y la amistad, pues hasta hace bien poco, y aún quedan familias, se intercambiaban vides e injertos en función de la confianza y el gustillo que resultaba del mosto del año, siendo un hábito amable y de grata convivencia. No debemos olvidar que también producen buenos pimientos, zumosas naranjas y almendras que intervienen en la mayoría de sus guisos y postres. No faltan los pollos camperos propicios a recetas caseras como ésta. Pollo campero relleno 1 pollo deshuesado Relleno: 1/2 kg de carne picada de cerdo 50g pasas 50g almendras picaditas 10 aceitunas picadas 150 g pan blanco mojado en leche 2 huevos Pimientos verdes salteados y cortados Sal y pimienta. Elaboración: Ligar todo y hacer una masa que se introduce al pollo. Poner al horno 2 horas, regándose con vino del terreno y su propia salsa, de vez en cuando.

Fuente: IDEAL