Busquístar

El término municipal de Busquístar está situado en la parte central de La Alpujarra Granadina. Limita con los municipios de Pórtugos, Trevélez, Juviles, Cástaras, Almegíjar y La Taha. Comprende los núcleos de Los Llanos, Los Caballeros y Busquístar, localizados en el Barranco de la Bina. Busquístar es el núcleo situado más al Sur, y en el que se encuentra la casa consistorial, al norte se encuentra el núcleo de Los Llanos, y más al norte, lindando con Trevélez,  se sitúan Los Caballeros.

Busquístar está situado en el borde del precipicio formado por el Río Trevélez y conserva la estructura bereber en su traza urbana. Buena parte de su territorio, se encuentra dentro del Sitio Histórico de La Alpujarra, y por su término transcurre
la Ruta Medieval.

Compartir

Alcazaba de Busquistar

Hoteles, Restaurantes

Carretera Orgiva-Laújar, Km. 37

958 857 470

Página web

Casa Sonia

Hostales

San Francisco, 5

652 188 911

Página web

El castañar nazarí

Casas rurales

Ctra A-4132 km. 39

958 34 36 13

Página web

Alcazaba de Busquistar

Hoteles, Restaurantes

Carretera Orgiva-Laújar, Km. 37

958 857 470

Página web

Casa las Lillas

Restaurantes

San Felipe, s/n

958 857 480

Sin página web

Cruz del Viso

Restaurantes

Cortijo Cruz del Viso

958 343 062

Sin página web

Estámos trabajando para añadir nuevos establecimientos a esta sección.

Festival de Jazz de la Alpujarra

Villa de Busquístar. Patio de las Escuelas

Festival

Sin fecha definida

Más info

Cultura

El acervo cultural en el municipio de Busquístar se encuentra compuesto por los elementos que conforman el folclore, la  apetitosa gastronomía, las fiestas populares y el valioso patrimonio.

Patrimonio monumental y urbanístico

La herencia monumental del municipio de Busquístar la conforma el trazado de sus calles, la disposición de sus casas y otros elementos de carácter religioso:

Iglesia de Busquístar: Es posible que la iglesia actual se levantara en la primera mitad del siglo XVIII, teniendo las mismas medidas que la primitiva del siglo XVI. Posee un importante valor simbólico y urbanístico.

Ermita de San Pedro de Busquístar: De planta exagonal y una altura, con cubierta plana de launa y alero de lajas. Localizada en Los Caballeros, hace las veces de iglesia para la población de los cortijos cercanos.

Patrimonio agrícola

El término municipal de Busquístar posee unas obras impresionantes de ingeniería rural que supusieron una increíble inversión de trabajo comunitario desde la Edad Media: Las Escarihuelas o caminos históricos; El Camino de Ferreirola une el núcleo de Busquístar con Ferreirola, descendiendo por la margen derecha del Río Trevélez, y la Escarihuela del Conjuro que une Busquístar con la Venta del Relleno, descendiendo desde Busquístar hacia el Cañón del Río Trevélez y ascendiendo por el Picón de Busquístar.

Sobre el Río Trevélez se localizan el Puente de los Helechales, construido fundamentalmente en madera, dicen que es de época medieval, si bien, en base a lo perecedero de sus materiales, ha sido renovado periódicamente. Y el Puente del Molino de Busquístar, construido en mampostería, con vigas de madera, y que forma parte de la escarihuela que une Busquístar con las Minas del Conjuro.

Como elemento fundamental en el sistema de riego tradicional, la Alberca de los Amecinares tiene una parte construida en mampostería y otra excavada en la ladera.

Visibles desde diversos puntos del municipio, las Eras de Busquístar, se encuentran dispuestas escalonadamente y enlosadas en laja, son de gran belleza.

Junto a la Carihuela del Conjuro se sitúa el Molino de Busquístar, en donde, dicen que se molía incluso de noche, a fin de evitar el pago de impuestos.

Por sus dimensiones, estructura y capacidad de trabajo, La Fábrica de Harinas abandonó parcialmente la práctica artesanal tradicional, para entrar en la actividad industrial.

Fiestas

Fiestas patronales en honor a San Felipe y Santiago: Principios de mayo. El lunes posterior a la finalización de las fiestas se celebra el “entierro de la zorra”, al igual que en otras poblaciones alpujarreñas, rellenan un muñeco con cohetes, trapos y petardos para después prenderle fuego. Aquí se reúnen alrededor de barbacoas y disfrutan de productos típicos de la zona.

Fiesta de San Pedro: 29 de junio. En Busquístar se realiza una romería a la ermita del santo situada en Los Cortijos, a seis kilómetros del pueblo en la carretera hacia Trevélez.

Fiestas en honor a la Virgen del Rosario: En junio. Se homenajea a la patrona en la ermita, desde donde sale una procesión por todo el pueblo.

Gastronomía

Como receta típica de la cocina de Busquístar destaca la Asadura Encebollada, elaborada con cebolla, almendras, ajo, pimiento seco, asadura y vino blanco. La repostería, como toda la de la comarca, es mayoritariamente herencia morisca, sobresaliendo los Roscos, preparados con manteca, huevos, harina, azúcar, leche y clavo.

Historia

Durante los siglos de dominación árabe, Busquístar dependió de la Taha de Ferreira. Estaba formado por gran cantidad de cortijos y alquerías diseminadas por lo que hoy es su término municipal. Sufrió, como el resto de la comarca, la represión que siguió a la Rebelión de Las Alpujarras, y tras la expulsión de los moriscos, tuvo que ser repoblado con colonos procedentes de otras regiones. La ordenación administrativa lo hizo depender primero del partido judicial de Albuñól y en el siglo XIX pasó al de Órgiva.

La Mezquita es un promontorio en la margen derecha del Río Trevélez, a 1.104 metros de altitud, en el que aparecen restos de un yacimiento arqueológico, de los más antiguos de la comarca,
en las inmediaciones. En la Venta del Relleno, en la margen izquierda del Río Trevélez, aparecen varios grafismos de posible origen prerromano.

Espacios

Busquístar cuenta con espléndidos paisajes y numerosos enclaves en plena montaña en los que practicar senderismo y deportes de aventura. 

Barranco de la Bina: De apreciable pendiente y longitud con un significativo contraste de paisajes. Localizado en la parte alta del Río Trevélez, con monte bajo, castaños, robles, pinos de repoblación y vegetación de galería.

Barranco de los Alisos: Situado en la margen derecha del Río Trevélez, posee una geomorfología interesante, adecuada para la práctica de actividades deportivas. Con vegetación de galería compuesta por alisos y numerosas zarzas, acompañadas de castaños, encinas y pinos de repoblación.

Barranco del Tesoro: Localizado al noroeste de Los Llanos, con vegetación de ribera, encinas, castaños, aulagas y esparto. Apropiado para la realización de actividades deportivas.

Cañón del Río Trevélez: Ubicado en el Valle del Río Trevélez, con una destacable población ornitológica y bosque de galería con abundancia de álamos.

Fuentezuelas: Frondosa formación vegetal de encinar, con quejigos y castaños situada en la margen izquierda del Río Trevélez, con una amplia visibilidad sobre el Valle del Río Trevélez.

Minas del Conjuro: Localizadas en la margen izquierda del Río Trevélez, con una interesante disposición y compleja geomorfología. Presencia de monte bajo, encinas, pinos y cipreses de repoblación.

Robledal de Busquístar: Situado en la margen derecha del Río Trevélez, con diversos barrancos que lo cruzan y con ejemplares centenarios.

Turismo

Refugio El Viso: situado en el Paraje Cruz del Viso.