Trevélez

Qué visitar

Curiosidad en el Museo Arqueológico de la Alambra, en Granada

Con la llegada de los árabes, algunos cristianos se refugiaron en las zonas montañosas, como la Alpujarra. Eso ocurrió en Trevélez donde una inscripción, hoy depositada en el Museo Arqueológico de la Alambra, indica que había población cristiana bajo dominio musulmán en el siglo IX. La inscripción reza: Durante el reinado de Mohamed [II (852-889)], rey de los sarracenos, el Diácono Floresindo hizo ésta inscripción”. Es el testimonio escrito más antiguo existente en la Alta Alpujarra, y demuestra la existencia de una comunidad religiosa en la comarca, regentada por un diácono.

Paseo por el Barrio Alto de Trevélez

Por ser este barrio el más típico y singular de Trevélez por conservar aún los elementos más tradicionales de la arquitectura alpujarreña. Allí también se encuentra la Era-mirador medieval del BARRIO ALTO de Trevélez, que nos ayudará a interpretar el paisaje que se divisa desde allí.

En el patrimonio monumental del municipio

La IGLESIA PARROQUIAL de San Antonio. s. XVIII y ERMITA de San Benito. s. XIX.
Así como la arquitectura típica de La Alpujarra, que se manifiesta en las viviendas tradicionales, terraos, chimeneas, y tinaos, así como la ornamentación de balcones y ventanas.
También son de destacar las fuentes-lavaderos, ubicados en los diferentes barrios del municipio, Fuente lavadero San Antonio, Fuente lavadero de cale Horno Fuente lavadero de plaza de estanco.
Así como las numerosas eras, que en la actualidad se han convertido en magníficos miradores panorámicos.

El patrimonio natural

Destacar también, la riqueza del patrimonio natural del municipio que se encuentra en el Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada.

Los secaderos de jamones

El secaderos de jamón, incluidos en el consejo Regulador de la denominación de calidad “Jamón de Trevélez”, ofrecen visitas guiadas a los secaderos con objeto de mostrar la industria jamonera que ha hecho a este municipio famoso por su producto.